EL OTOÑO MIRANDO HACIA ATRÁS

15 nov. 2013 8 comentarios en esta entrada




El otoño es una estación en la que una (es decir yo), se pone en plan de disfrutar de su casa y de lo que se puede hacer dentro de ella. Repanchingarme en el sofá, ver una peli, leer un libro y cocinar son la excusa perfecta para quedarse en casa y hacer las cosas que no hacemos durante el verano, ¡el tiempo te pide vida exterior!. Si te pones a pensar, tampoco es una estación en la que uno se encierra del todo, pero me pasa siempre que es al final del verano, cuando uno se da cuenta de que la luz cambia, de que ya no te apetece estar tanto tiempo fuera de casa y me terminan cansando esos días tan tremendamente largos y esas noches tan calurosas que no me dejan dormir, acompañadas además de una desorganización total que siempre recibes con alegría hacia el final de la primavera. ¡Ay el otoño!, a mí siempre me cambia el humor cuando empieza.....siempre a mejor. 



Los primeros días de la estación, en mi casa hay una actividad frenética, limpiezas y organización, nuevos horarios, clases y proyectos. Todavía, hay algunas cosas que me gusta hacer en la calle, como  coger la cámara de fotos y ver las olas y mareas vivas típicas de esta estación. Las vistas son espectaculares.








Me estaba acordando de todo lo que he hecho este verano, y de los sitios que he visitado. Sin darme cuenta estoy sonriendo.
Pasear por el Sur.



Me gusta ser turista en mi país y fuera de el. Disfrutar de las playas cuando se acerca el atardecer, cuando la gente empieza a desaparecer, cuando solo se oyen las olas y el sol empieza a perderse por alguna parte. He disfrutado de algunas puestas de sol maravillosas, las playas en ese momento se volvían silenciosas casi lugares donde poder meditar.







Visité el Partenón, donde pude comprobar su belleza y aprendí de su historia mas que en cualquier libro de texto. Creo que fué entonces cuando me enamoré del país.....en realidad no recuerdo exactamente cuando fué.



He comido tsatziki sin hartarme, y lo haré en mi casa para recordar, siempre me gusta recordar.



Cultivé tomates y otras cosas, bueno también me los comí....¡esto si que lo tengo que mejorar!, me refiero al cultivo no a comerlos.





Un día recibí flores, flores preciosas.


Otro día, encontré tesoros dentro de una caja que tenía olvidada.


Y ví los fuegos artificiales desde la bahía.


Y crucé a Pasajes San Juan, que es un pueblecito cerca de donde yo vivo para comer sardinas con mis amigas. ¡Un lujazo!


Ahhh, pero ahora el tiempo me empuja hacia mi cocina, quiere que enchufe el horno, que le de caña, que empiece a hornear mientras me voy ajustando a esta estación que tanto me gusta.



He discutido muchas veces sobre si el Otoño y el invierno significan la "muerte" de las cosas, como si fuera el ocaso. Yo nunca he estado de acuerdo porque creo que lo que son realmente, son la antesala de una nueva vida que vendrá en Primavera. Recibiré el Otoño sin melancolías ni tristezas, y respiraré y sentiré el mar con esos cielos negros amenazando tormenta que es como mas me gusta esta ciudad.





¡LISTO!

8 comentarios

  1. Cada estación tiene su encanto, y está claro que tú al otoño has sabido encontrar el suyo, con creces... es una época para disfrutar más de la casa, estoy de acuerdo.

    Y veo que de pronto te ha entrado un poco de nostalgia, viendo las fotos está claro que ha merecido la pena echar un vistazo a los días pasados...

    Abrazos y buen fin de semana, que disfrutes también del frío de estos días

    ResponderEliminar
  2. Para mí cada estación tiene su encanto y sus cosas bonitas, además, lo bueno que tiene el cambio, es que si siempre fuera igual, creo que acabaríamos aburriéndonos de todo. A disfrutar del momento y de lo que nos ofrece!!. Un abrazo.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  3. Te doy la razón Mª Luisa. El otoño no es la muerte, sino el renacer, el prepararnos para el renacer de lo nuevo y tiene mucho encanto: los colores, las costumbres, la mantita, los platos de cuchara, los abrigos...Es ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío...Las setas, castañas, calabazas, las sopitas que tanto nos gustan a nosotras...Sí, por favor, enciende ese horno y deléitanos, disfruta!!!

    ResponderEliminar
  4. Buenos días guapisima, ahora que miramos hacía atrás y tu te das cuenta de lo que has disfrutado es maravilloso, pero el tiempo que viene, ese de recogimiento, de estar con una mantita leyendo un libro o viendo la televisión o cocinando, es el que más me gusta, sobre todo, por que no paso calor, porque puedo dormir y porque disfruto mas de mi casa, estoy contigo de todas, todas, mil besotes guapisima.

    Sofía

    ResponderEliminar
  5. Pues amí me pasa lo mismo que a ti, cuando llega el otoño, `remocico´, como decimos por aquí. Cuando lo comento con las amigas, casi me riñen, jeje, a todas les gusta la luz del verano. A mí también, por supuesto, pero el otoño, me cunde más, será porque soy muy casera.
    Ya veo lo bien que lo pasas, la de cosas que haces por el verano.
    Y, por supuesto que tienes que publicar las recetas de los dulces de higos que hace esa tía tuya, esa güelina, que seguro estarán muy ricos. Besinos, amiga y buen domingo.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado el post que bonito y que completo!!besos

    ResponderEliminar
  7. Mi querida amiga, que entrada mas preciosa, preciosa como tu eres, me pasa como a ti el otoño es mi estacion preferida, me gusta todo lo que nos trae, eses fresco que despues de tanto calor da vida, esos frutos tan ricos, todo me gusta de el, Miles de gracias por estas fotos que con tanta generosidad nos regalas, son preciosas, y es uma maravilla verlas, quiero tambien darte las gracias por tus hermosos y cariñosos comentarios en mi blog, eres un cielo, y estoy orgullosa de sentirme tu amiga. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar